Archivos Mensuales: marzo 2016

#Foodporn o la pasión gastro en Instagram | Elsumiller.com marzo 2016

ElSumillerMarzo16Oskar9X

Que la comida es algo adictivo no es ningún secreto. Es poder de atracción puro. Consciente. Es una lucha entre lo psíquico y lo fisiológico. Seducción irresistible, tanta, que alguien un día decidió que una buena forma de etiquetar determinadas imágenes con un potencial tan irreprimible sería la de añadirle el apellido de ‘pornográfica’ quedando un hashtag (o etiqueta) tan majo como #FoodPorn. Esto, en una red como Instagram donde lo que prima es la fuerza visual de las imágenes tenía todas las papeletas de ser el caldo de cultivo perfecto para que esta etiqueta proliferara. Y así ha sido.  

Casi 82.000.000 millones de imágenes (y subiendo) tienen la culpa de esto. Por supuesto, no hablamos de softcore, ni harcore ni realmente nada que se pueda asociar al erotismo o a un concepto pornográfico al uso. Hablamos de #FoodPorn, una ¿tendencia? que sitúa en valor y escena a los alimentos, que muestran su lado más artístico, sensual y provocador. Y aunque suene cómico y literal en su traducción, no hay que confundir con ‘gastroporno’ (algo así como utilizar alimentos para juegos sexuales) 🙂

Según relatan en el blog cocinayvino.net parece ser que este término (al menos el concepto) no es tan reciente como podríamos pensar y según postulan, el término podría haber aparecido por  primera vez en 1984 de la mano de la crítica británica Rosalind Coward y se estaría refiriendo como tal al hecho de que los alimentos sean presentados bellamente iluminados y retocados. Imágenes donde la comida con una adecuada presentación podría llegar incluso a ser un regalo para los demás, una forma de mostrar afecto donde los alimentos son expresamente preparados para resultar irresistibles.

No es de extrañar que se busquen este tipo de “atracciones”. En un mundo donde prima la imagen y lo visual es la forma idónea en que, por ejemplo, además del usuario normal y corriente, las grandes firmas y  multinacionales de productos de alimentación se centran en esta  tipología comunicativa con el objetivo potenciar su concepto. Una imagen bajo el sello #foodporn puede llegar a ser retocada y manipulada hasta el infinito para llegar a lograr su objetivo: Generar esa sensación tan única de deseo que nos impulse al consumo/compra.

Si se piensa un poco, esta corriente social que alcanza su cénit en escenarios digitales resulta perfecta e ideal para que los hosteleros puedan mostrar sus productos y elaboraciones, sobre todo si nos encontramos cerca de la hora de comer. Siempre se ha dicho que no es bueno ir a hacer la compra con el estómago vacío ya que este hecho puede incrementar el precio final de la cesta en un alto porcentaje. Es cierto. Si tenemos hambre aplicaremos para elegir los alimentos de las estanterías un instinto primario más que uno lógico o de puro almacenaje pensando en la despensa. En Internet y los medios sociales online pasa igual. Si cuando entra el hambre y va llegando la hora de comer/cenar, alguien es lo suficientemente hábil como para colocar una imagen irresistible de un alimento, tiene muchísimas papeletas para conseguir generar leads gracias a la ansiedad gástrica que le va a provocar a muchísimos de los espectadores. No es casualidad.

A pesar de que el trabajo de los cocineros es admirable, en ocasiones la principal ‘culpa’ de que una comida resulte atractiva recae sobre el fotógrafo, sobre la persona que ‘tunea’ o manipula con habilidad la imagen y también del programador y el copy que saben cuándo deben de compartir la imagen y también al texto o ‘reclamo’ que la acompañe. Todo cuenta. Cada detalle. A veces elementos tan simples como el color del recipiente donde se presenta, la disposición de los distintos elementos, la luz, el color, el ingrediente principal, el tipo de proceso al que ha sido sometido el alimento (cocido, frito, asado…) son aspectos que de alguna forma serán claves para crear una imagen tan poderosa en su composición como en su contenido. Les deseo una muy feliz semana santa y que aprovechen la misma para dar rienda suelta a su pasión gastronómica, sea esta ‘porn’ o más ‘soft’ 😉

Puedes leer esta publicación en su formato original pulsando AQUÍ (pag. 60).

Agradecimiento Imagen: http://www.restauraniza. com

Restauraniza

A %d blogueros les gusta esto: