Archivo del sitio

La cave à fromage de Alicante

Visita a LA CAVE À FROMAGE, un sitio del que siempre se habla muy bien en el grupo COMER y BEBER en ALICANTE y al que he tenido el privilegio de ser invitado por un gran amigo, la excusa perfecta para efectuar mi 1ª visita. Entro en el establecimiento: pequeño, coqueto y un espacio bien optimizado. Como mi compañero de armas gastronómicas se retrasaba un poquito, una de las almas y gestor del negocio, Jean Christophe, se ofrece a poner una copita de vino para mitigar la espera y me decido por un garnacha mirage crianza de la zona de Montpellier que ciertamente estaba muy rico y al que gentilmente me acompaña con un ‘clavel’ de queso Tete de Moine. 

Collage la cave à fromage 1
Destacar que todos los productos que tienen en La Cave son franceses y seleccionados personalmente por Jean Christophe, que negocia directamente con los proveedores en origen, algo que deja entrever su preocupación por la búsqueda de la excelencia y de la mejor materia prima. Cuando llega mi compañero de mesa (el local está totalmente lleno por cierto) hace los honores y pide ya que es un habitual del sitio y tiene bastante experiencia: 2 patés, de Campagnarde y Rochefort con confitura de amapola (todo buenísimo), una botella de shyraz Châteu des Tourelles 2003 (un vino excepcional), y una tablita de queso que podía ser suave, media o fuerte, y nos decantamos por la fuerte, también un auténtica delicia. Perdonad que no recuerde el nombre de los 5 quesos, pero los había de leche de cabra, lavados en agua de mar, macerados en ginebra… vamos, buenísimos, al igual que las confituras de acompañamiento: de Lavanda y de Frutos del bosque, nada empalagosas y con una textura gelatinosa muy acertada. 

Como estamos muy a gusto y la tertulia se nos hace muy agradable, seguimos pidiendo y mi compañero esta vez se inclina por un Domaine Les Bois de Peyre del 2003 (otra pasada de vino) y acompañamos con un crêpe de pavo, queso y especias, presentado en tarrina (creo que ellos la llaman ‘ollita’, extraordinario), un poquito de foie de oca a la pimienta de sechuan recién molida (muy bueno, nada convencional y el único fallo a mi entender que lo sirvieron acompañado de los clásicos biscottes industriales tipo bimbo, algo que desmerece este foie), y dos quesos de los mas fuertes de la casa: Un Rochefort (buenísimo) y un Cantal con 1,5 años de maceración en cueva que resultó una bomba en el paladar y dejaba un picor muy agradable. El foie nos lo acompañan con mas confitura de frutas del bosque y 2 copitas de un vino alsaciano de uva gewurztraminer, ideal para este tipo de preparado. 

Collage la cave à fromage 2
Resaltar en todo momento la amabilidad de Jean Christophe, atenciones, asesoramiento sobre el producto y detalles. No lo he dicho pero todo iba acompañado con abundante pan recién tostado. Para finalizar, tomamos de postre 2 lychis cada uno con la peculiaridad de que vienen de una de las colonias de Francia en los trópicos (Isla Reunión) y para rizarlo, JB nos sirve 2 copitas de ron blanco que el macera personalmente con canela, vainilla de tahití y mas ingredientes secretos que no desveló, la verdad, estaba delicioso. Claro, y como nos podíamos ir de allí (después de entrar a las 14:30h y ser las 18:30h, aunque no nos hubiéramos ido nunca) sin hacer un brindis y probar una copa de un buen champagne? El elegido fue un Bernard Lonclas que sin duda, puso la guinda y el punto final a un encuentro memorable y como veis, muy bien ‘maridado’. No puedo hablaros de precio pues como he dicho al principio, fui generosamente invitado, pero por mi parte, es un sitio al que volveré y llevaré a mas gente porque creo que merece la pena y es muy original dentro de la oferta gastronómica de la capital alicantina. 

Anuncios

Como privar, a alguien de heredar, esos ojos tan bonitos: En carne viva

Encuentro en la página Trazos en el Blog, un referente del buen gusto sobre como hacer reseñas de cómics y libros, un extenso post sobre el último cómic que he leido: En carne viva, llamado originalmente Secrets, L’Écorché, la novela gráfica que recopila los dos álbumes escritos por Frank Giroud y Florent Germaine y dibujados de forma magistral por el ilustrador catalán Rubén Pellejero. El inicio de la reseña, al igual que el cómic ha hecho, me atrapa sin remedio: “La vida está llena de casualidades o, ¿por qué no?, de oportunidades aprovechadas que se agradece no haber perdido; ésas a las que no cabe sino saludar con una sonrisa tras caer en la cuenta, tiempo después, que tuvimos en su momento el buen tino de dejarnos llevar por esos primeros impulsos que suelen ser los más acertados, al menos en lo que se refiere a comprar determinados cómics. Cuando escoges uno y, apenas hojearlo, ya te deja impresionada, lo menor que puedes hacer es llevártelo a casa sin pensártelo dos veces.”

En carne viva de Pellejero, Germaine y Giroud

En Carne viva es un drama con transfondo histórico, y un relato de intriga familiar que aborda el tema de los secretos que se guardan creyendo preservarse así de males mayores. Lee el resto de esta entrada

La virgen de plástico: Apuesta por el cómic europeo

…y digo Europeo por no decir directamente francés, que es de donde ya estamos acostumbrados que venga el 75% del cómic europeo, obras todo sea dicho, de una madurez y calidad extraordinarias. Con el curioso nombre de “La virgen de plástico” se nos presenta una obra que aborda con cercano humor la dificultad que genera la convivencia entre tres generaciones y a pesar de que está ambientada en algún punto de Francia, cuenta una historia que podría ocurrir perfectamente en cualquier pueblo del interior de España. Yo al leerla me he llevado una grata sorpresa y ha habido momentos en que este sorprendente cómic me ha resultado muy familiar, no tanto por el argumento lógicamente, pero sí por las escenas divertidas y caricaturescas que se producen en algunos momentos del mismo.

El original argumento gira entorno a una abuela muy devota que regresa a casa después de ir a Lourdes y un abuelo profundamente comunista componen la primera generación de esta familia, que convive en un viaje constante entre la cohesión y el enfrentamiento. Es una comedia humana en toda regla, una obra ambientada en una provincia cualquiera del interior de la Francia de ahora mismo, en el seno de una familia, los Garnier ( no los del champú 🙂 ), tan funcional o disfuncional como cualquiera, y donde los principales conflictos parten del antagonismo entre los suegros: un matrimonio de ancianos donde él es un rancio y cabezón comunista convencido que reniega de todo sentimiento religioso y ella una devota incondicional de la Virgen de Lourdes.

El conflicto principal alrededor del cual se construye el relato da comienzo con el regreso de la mujer del viaje de peregrinación a Lourdes en compañía del párroco y otros feligreses de la tercera edad. A su vuelta, la señora se trae consigo como souvenir una figura de plástico de la Virgen rellena de agua bendita, que coloca enseguida sobre el televisor pasa a decorar el salón para enfado de su esposo. Pero lo que en un principio no iba a pasar de ser un altercado familiar se complica mucho más cuando la figura parece empezar a llorar sangre. La religión no es un tema que preocupe durante el relato y en buena parte no deja de ser una excusa para reflejar y estudiar los comportamientos dentro del seno de una familia tipo de la clase media-baja contemporánea; un grupo humano integrado por varias individualidades, cada una con sus propias preocupaciones: el matrimonio que tiene que bregar con los padres de ella, el típico cuñado listo y aprovechado y su interés por el fútbol, o los citados intereses, absolutamente dispares, del matrimonio de ancianos, sirven como motor de arranque de varios conflictos con los que te identificas en todo momento. En un pueblo en el que los prejuicios y los chismes están a la orden del día, la familia Garnier tampoco pasa inadvertida, ni tampoco los gritos y las peleas que se escuchan con fuerza a pie de calle.

La Virgen de plástico ha sido creado por dos autores consagrados en el mundo de la historieta francesa, Pascal Rabaté y David Proudhomme, y está editado, como no, por NORMA, un sello que apostó por la calidad de formatos y contenidos una vez tuvo que enfrentarse a la desaparición en su porfolio de las línea DC y Marvel, adquiridas a golpe de talonario por el Grupo Planeta. Ha recibido también el Premio Esencial del cómic de Angoulême en 2008 y tiene la peculiaridad de no pertenecer a un género con un público muy marcado.

A %d blogueros les gusta esto: