Solucionar pantalla negra con puntero en arranque de Windows 10

Si estáis sufriendo este problema, entiendo perfectamente la frustración que os puede llegar a generar. Os pongo en antecedentes: Parece ser que las sucesivas actualizaciones de Windows (desde el 7 en adelante) llevan aparejadas en algunos casos, fallos en el arranque del sistema tras la actualización de sistema operativo. En mi caso, hace unos meses adquirí un buen equipo PC portátil para darle merecido descanso a mi ‘guerrero habitual’. Un portátil ACER con unas prestaciones de hardware muy altas pero con un detalle que de inicio no me gustó: Venía de casa con Windows 8.1. No es manía. Si eres usuario de Windows sabrás que siempre es mucho mejor tener en tu equipo una instalación nativa original que actualizar el sistema. Siempre.

La cuestión es que cuando recibí el equipo y nada mas arrancarlo, se me ofreció la opción de actualizar a Windows 10 y no lo dudé. En este caso la decisión fue motivada primero, por estar actualizado, y segundo, debido a las pésimas criticas que siempre ha cosechado Windows 8 y las positivas que estaba empezando a obtener Windows 10. En líneas generales la versión 10 apunta y tiene cosas bastante buenas, otras no tanto, pero siempre tienes las sensación general de que el sistema no está acabado al 100%, que le faltan muchos aspectos básicos por pulir, pero en fin, esto daría para un post interminable. 

Pantalla negra puntero ratón

El caso es que la actualización fue rápida y aséptica. Todo bien (al menos, eso creí yo). Por avanzar, los primeros días fueron estupendos hasta que un día me llevé el portátil para dar una formación en una universidad de Valencia y al intentar arrancarlo, me encontré con la imagen que tenéis encima de estas líneas: Tras el logo del fabricante, pantallazo negro donde se ve el puntero del ratón, se puede mover pero no se puede hacer nada mas. Nada. No da opción a ejecutar Control + Alt + Sup. En principio apagué el equipo pensando que esto ocurría porque se había quedado a mitad de alguna actualización o algo pero, el problema vino cuando tras dos, tres, cuatro, cinco, seis y más arranques, la situación persistía, alternando la pantalla negra a otra gris pero con las mismas opciones, es decir, ninguna. Hasta 16 veces tuve que apagar y encender para, finalmente, conseguir entrar en el S.O. como si nada hubiera pasado, con total normalidad. El caso es que me quede mosca con el tema pero no le dí mas importancia hasta que unos 15 días después de aquello, me volvió a ocurrir de manera idéntica. Claro, en un equipo nuevo, con muchas prestaciones y no precisamente barato no encaja mucho esto. No tenía sentido. Me puse en contacto con el servicio técnico de ACER vía chat y me aconsejaron que actualizara un driver del chipset de Intel. No funcionó. Volví a ponerme en contacto con ellos. Me hicieron descargar una nueva versión de la Bios. Tampoco funcionó. Harto, me puse a investigar por mi cuenta y encontré info general como fallo recurrente pero que no se adaptaba exactamente a mí. Es decir, parece que es un fallo muy común al actualizar de W7 a 8.1 y de 8.1 a 10 pero en los casos que encontré, deja ejecutar ciertos comandos y acceder al administrador de tareas, cosa que a mi no me lo permitía.

Muy cansado de esta circunstancia, decidí hablar de nuevo con el servicio técnico de ACER y mandarles el equipo, cosa que además me propusieron ellos. He de reconocer que la atención y rapidez es muy buena, pero las soluciones aportadas no tanto. Lo único bueno que saqué en claro es que el equipo físicamente estaba bien pues hicieron lecturas de baja densidad de los discos SSD y HDD y no dieron problemas. Me llamaron por teléfono para decirme que sabían que era un fallo común, que era cosa de Windows y que antes de tocar ellos nada, lo que me proponían era reinstalar el S.O. desde cero. Yo lo vi como una opción acertada hasta que se me ocurrió preguntar: “¿Hablamos de Windows 10, verdad? y la respuesta fue “No, del que tenía de origen, el 8.1″…. ¡Vaya solución! No solo regresaba al pasado sino que además, perdía todo el software instalado y configuraciones. Ni pensarlo. Así que ‘pacté’ una solución con el técnico: “Por favor, devolvedme el equipo tal cual pero instaladle las últimas versiones de drivers que tengáis”. Y eso hicieron. Y todo fue bien hasta que unos 8 días tras recibirlo volvió otra vez la pantallita negra. Harto. Muy harto. Seguí intentando dar con soluciones y un día, y de rebote porque buscaba otra cosa, encontré un hilo en el foro http://intercambiosos.org/ donde un usuario, comentaba que había oído que el problema era debido a una cosa concreta y que se podía solucionar también de una manera concreta y me decidí a probarlo, total, poco tenía que perder. 

Parece ser que el problema radica en la opción de arranque rápido de la que Windows 10 dispone. Lo primero que tenéis que hacer es dirigiros al icono de Panel de Control y hacer click en Opciones de Energía

Panel de Control W10

Dentro de Opciones de Energía encontraremos en la parte superior izquierda un menú con varias posibilidades donde hay una opción que se llama Elegir el comportamiento de los botones de inicio/apagado. Hacemos click.

Opciones de Energía 1

Una vez dentro de este apartado, veremos en la parte superior central una advertencia de las que llevan el icono shield de administrador de Windows que posibilita Cambiar la configuración actualmente no disponible. Debemos clickar en dicha opción porque es la que nos va a permitir modificar las opciones a pie de ventana.  

Opciones de Energía 2

En mi caso, lo veis desactivado porque lo hice en su momento, pero en el vuestro, seguramente esta opción esta marcada con un ‘check’ y lo que tenéis que hacer es desactivarla del modo que muestro en esta imagen final…

Opciones de Energía 3

Y ya está. ¿Que ha ocurrido tras hacer este cambio? Pues desde que lo hice no he vuelto a tener problemas la verdad, aunque entre nosotros, no acabo de creérmelo y no me fió al 100%. El caso es que han pasado dos semanas y todo va bien. Si os estáis preguntando cuanto le afecta al equipo el que arranque de forma mas ‘lenta’, ya os adelanto que casi casi nada. Mi equipo tarda 2 segundos mas en arrancar que antes, que lo hacía de forma casi instantánea (mas que por Windows 10, por el disco SDD que lleva y donde está instalado el S.O.), es decir, ningún drama y si con eso se evita el problema, pues bienvenida sea la solución. Espero que el post os resulte útil y pueda ayudaros. Feliz veranico😉

TAPAS Alicante

Lo reconozco. Si, de entrada. Lo siento pero si tengo que hablaros de TAPAS Alicante me cuesta ser objetivo. Esto es mas sencillo de entender si conocéis a Javi Molina y a Juan Ramón García, dos profesionales extraordinarios solo superados por su calidad humana. Celebramos una comida de trabajo recientemente y la idea del menú diario TAPAS es lo suficientemente atractiva como para no nos quepa duda de donde tenemos que acabar ese mediodía. Desde que no lo visito, la terraza, durante mucho tiempo gran baluarte de este sitio, se ha visto complementada con un local anexo al original y que le ha dado literalmente vida al TAPAS. Espacio, mesas y, sobre todo, una cocina (¡por fin!) donde poder desenvolverse con soltura mas allá del metro cuadrado del que el pobre Javi disponía anteriormente y donde, sin embargo, hacía verdaderas maravillas. Es decir, que os podéis imaginar ahora todo lo que aquello da de sí. 

Menú, aperitivo, vermut

Os relato el Menú Tapas x 15€ disponible de L a J y las sensaciones de cada propuesta:

  1. Detalle de la casa: Un poquito de jamón y unas patatas a la española (con alioli y perejil). Jamón cortado al momento y la patata buenísima y fresquita.
  2. Pan, Tomate y Alioli: Abundante. En todos sus componentes. Pan levemente tostado e ideal si eres un ‘ansiaviva’ para saciar el hambre mientras esperas el resto del menú.
  3. Ensaladilla Rusa: Sabor extraordinario. Buena porción. Con regañá. Con arte y con sus trocitos mas enteros que desmenuzados, como a mi me gusta🙂
  4. Samorejo: Cazuelita muy apañada donde disfruté muy mucho de una textura acertadísima, de sus virutas de jamón y huevo y de un sabor donde el ajo es el protagonista pero que no llega a saturar. Fresquito, se hizo de querer tan rápido que casi no sale en la foto. 
  5.  Croquetón de boletus y de Gamba Roja: Esto, no estaba en el menú pero era demasiado tentador como para dejarlo escapar. Javi ha demostrado con creces ser un especialista en croquetas pero, lo que probamos aquel día, se saldría de la gráfica en un universo paralelo con planetas en forma de croquetas, meteoritos de pan rallado y mares lunares de bechamel. Sublimes. La de Boletus está acertadísima. En sabor y cremosidad. Tiene una untuosidad magnifica y el rebozado es crocante y no aceitoso, cosa que se agradece. Está riquísima pero esta croqueta tenía un problemón: Fue servida junto a la de gamba roja y de esa forma, pasó inmediatamente al banquillo de los sabores y recuerdos gustativos porque estamos hablando de algo realmente soberbio y descomunal. Darle un bocado a la croqueta de gamba roja es teletransportarse ipso facto a una lonja de pescado. Literal. Tiene tal cantidad de aromas y sabor concentrado que la primera sensación es pensar que estas en la cubierta de un pesquero en Dènia (por ejemplo) viendo como sacan las gambas del fondo marino. Es un sabor PURO. Espectacular. Claro, cuando conoces un poco la letra pequeña de la misma te das cuenta de que no es fruto de la casualidad. El trabajazo que le supone a Javi poner en circulación semejante joya es de órdago y un dato: La masa lleva más de 2 kilos de gamba roja manufacturada… ¡ahí es nada!. No siempre están disponibles y no es de extrañar, es muchísima labor la que llevan detrás. Por otra parte, Juan Ramón tuvo la gentileza de jugar con nuestros sentidos y sin decirnos de que eran, nos dio a probar 2 masas de croquetas. Una costó algo mas de sacar, la tradicional coca de tonyina (que original),  y la otra salió inmediatamente y por la puerta grande ya que era de un suculento Rabo de toro🙂.
    Ensaladilla, Salmorejo, Pan y Croquetas
  6. Brocheta de Queso Frito: Esta si que no sale en la foto porque voló a la velocidad de la luz. El queso estaba frito como Dios manda (se nota la mano manchega de Javi) y además, el queso que utiliza es ideal para la fritura ya que mantiene sus consistencia y no se desmenuza. Ni rastro de aceite por cierto, cosa que se agradece.
  7. Pulpo a la plancha: Servido sobre una camita de suave puré de patata. ¿El pulpo? Extraordinario. De primerísima calidad. Gelatinoso, levemente braseado y su puntito de sal y pimentón, como debe ser.
  8. Miniburger de ternera: Sensacional y acompañada de patatas fritas caseras. Carne de ternera de alta calidad. Buen pan y buen aderezo. El tamaño es el bocado exacto que creo que se necesita llegado a esas alturas del menú donde el hambre ha dado paso a la mas pura gula. Muy recomendable.
  9. Postre casero con Flan de carajillo o Brownie con Helado de vainilla: Tuve la fortuna de poder probar ambos. Lo primero y mas destacable es, precisamente, que son CASEROS. Algo que por desgracia y por comodidad de muchos gastrobares, no suele ser lo habitual. Se nota mucho además esta cualidad. Respecto al flan, destacaría la cremosidad del mismo, su acertado sabor y el caramelo rollo bayleis que ejerce de salsa, y tened en cuenta que esto lo dice una persona a la que el café no le gusta. Por otra parte, el brownie fue gloria bendita. Sabor, sabor y sabor a chocolate, muy parecido al que te deja una galleta Oreo y la calidad del helado de vainilla, excelente. Sinceramente, un fin de fiesta fantástico.

Pulpo, Queso, Burguer, PostresLa verdad, me parece bastante increíble encontrar un menú del día tan completo y con esta relación calidad-precio en pleno centro de Alicante. Garantizo que no te quedas con hambre (y lo dice precisamente un tipo que se caracteriza por ser portador del don de la eterna digestión) y que, con una bebida incluida en el mismo, es una apuesta segura. En cuanto se me presente otra oportunidad, volveré a probarlo, sin duda, pues esta gastronomía de calidad y honesta siempre conquista el estómago, pero también el corazón ;)

TAPAS Alicante

C/ Felipe Bergé, 3 – Alicante | T. 965 14 50 95

Facebook | Instagram | Google+

Queso Artesano LA LOMA de Elx / Elche

No es fácil de encontrar, quizás porque nunca se ideó para ser visitada. Se pensó para el descanso y desconexión familiar, que es la misión principal de muchas de las casas de campo que podemos encontramos en la ilicitana partida rural El Maitino. Elche/Elx, menudo municipio, desde hace meses que no deja de sorprenderme (siempre a bien) y donde, entre otras cosas que se hacen fantásticamente, si me pongo en modo gastronómico, también se están dando pasos muy pero que muy interesantes y que voy descubriendo a mi propio ritmo o al de algunos organismos locales, como cuando disfrutamos del magnífico BlogTrip sobre la Granada Mollar.  

Partidas Elx

Y es en una de estas casas de campo donde se encuentran y nacen los tesoros lácteos de Juan Poveda, que es uno de los artífices de que el milagro del Queso Artesano La Loma suceda, pero no el único. Es es el propio Juan el que me recibe al llegar a la que era una una casa estival y que en muy poquito tiempo, se ha convertido en su hogar por la cantidad de horas y horas que pasa allí. Juan es un tipo afable, divertido, perfecto anfitrión y sobre todo, absolutamente vehemente con todo lo que tiene que ver con la forma artesanal de producir sus maravillosas delicatessen. Sentada en el amigable porche está la abuela de la familia, Victoria, una simpática señora que mitiga entre sombraje el incipiente calor que hace ese día. Dentro, en la primera estancia, esta Lita, la matriarca o ‘la máquina’ como dice Juan, a la que pillo envolviendo quesos manualmente con su rollo de papel film, las etiquetas, la cola y el palito para pegarlas. Parece mentira pero así es y me da mucha alegría comprobarlo personalmente: Aquí lo industrial se queda relegado en un plano inexistente.

Queso Artesano La Loma 2

Juan me ofrece todas las explicaciones del mundo: El queso Artesano La Loma, independientemente de su variedad, se elabora sin ningún tipo de aditivo, de forma totalmente tradicional, con cuajo vegetal como la flor del cardo y también animal, como el estómago de ternerito. Todo el proceso es manual. Todo. La leche es cruda y proviene de ganaderías limpias, sanas y controladas, siguiendo todas las normativas vigentes habidas y y por haber, Juan es muy escrupuloso con ello, y al final, termina pasando lo que ocurre cuando desarrollas algo personal y manualmente, cuando dedicas mucho tiempo y cariño: Que en el resultado final queda muy patente.  

Queso Artesano La Loma 3

Visito las distintas estancias y recibo mucha información por parte de Juan, que me explica que el proceso es mas o menos así: Se recoge la leche del ganadero, siempre por la tarde, después del ordeño, se filtra directamente en la olla, donde se calienta y se añaden fermento y cuajo natural.  Después se corta la cuajada y se llenan los moldes, pasando a la prensa donde estarán unas horas.  Una vez está prensado el queso, se le da un baño de salmuera donde reposará hasta que llega el momento de pasar a la cámara, en la que permanecerá a una temperatura y humedad idóneas hasta conseguir su tiempo de maduración.  El resultado son unos quesos con un aroma, sabor y textura que hacen un producto único y de producción limitada, pero no todo es idílico y las dificultades también llegan en los peores momentos, como por ejemplo el verano, donde el % de proteína existente en la leche baja a niveles alarmantes ya que el calor hace que los animales coman menos pero beban mas, tanto, que el rendimiento de las producciones se ve seriamente mermado, poniendo en jaque al productor que tiene ante sí el dilema de continuar o no con la elaboración. Juan ha pasado por situaciones complejas pero, como es un luchador nato, se ha mantenido firme y ha podido recibir el apoyo de clientes y amigos, comprobando como sus quesos no dejan indiferente a nadie que los prueba.  

Queso Artesano La Loma 4.jpg

¿Tipos de queso? Todos los que queráis y mas. A estas alturas ya imagináis que a Juan no le asustan los retos y/o desafíos, como el que le han hecho desde la Taberna El Pòsit de La Vila Joiosa para que incorpore cacao de Valor en uno de sus quesos y doy fe que en ello está. También ahora mismo en elaboración tiene uno con reducción de vino monastrell elaborado por las también locales bodegas Faelo. La filosofía es clara: Si se puede comer, se puede incorporar a un queso. Entre las variedades oficiales encontramos el Altamira, Calahorra, El Menaor o los tipo servilleta, un queso de pasta blanda con leche cruda de cabra donde se utiliza la pleita de esparto para su moldeado. Tiene una maduración superior a setenta y cinco días, tras de los cuales se obtiene un queso cremoso de sabor intenso y equilibrado y muy agradable al paladar, pero aquí no se queda la cosa. 

No, porque también los tiene puramente lácticos como la Torta, Rulo o Dama, los preferidos en mi casa, que están elaborados con leche cruda y que dan lugar a las, para mi, combinaciones mas acertadas como Pimentón de La Vera, Pasta de Ajo Negro de Las Pedroñeras, Ceniza Vegetal, Tomate seco y orégano, Cantueso (Una hierba aromática patrimonio y orgullo ilicitano y con el que se elabora el famoso licor denominación de origen, por ejemplo), limón, etc… Con el de limón me pasó una cosa curiosa que a la misma vez, da una idea de lo que se preocupa Juan por sus elaboraciones. Resulta que yo pude probar una de las primeras versiones que se hicieron de este tipo de queso y, sinceramente, no me gustó. No lo hizo porque la cantidad de piel de limón que tenía me pareció excesiva y en vez de queso al limón, lo que estaba comiendo era piel de limón cremosa (no se si me explico). Juan se percató de esto y para finalizar la visita, prepara una tabla donde puedo probar la última versión de este queso. Años luz. Espectacular. Os lo recomiendo fervientemente. Esta mas afinado que un Stradivarius. Ahora tenemos ante nosotros un queso que sabe a queso y que tiene el punto perfecto de recuerdo de limón. Así es Juan y su perfeccionismo.

Queso Artesano La Loma 5

Precisamente, el tiempo de afinado de estos quesos ‘flan’ es mínimo de dos semanas. La corteza es rugosa y puede estar salpicada de manchas de moho blanco que inciden en el sabor, mejorándolo bajo mi punto de vista. El cerco es muy poco marcado cuando es joven, a medida que aumenta el afinado se hace más perceptible y más grueso. Olor de intensidad media, notas vegetales, de textura fina, cremoso y fundente al paladar.  Sabor láctico, con una acidez muy agradable, sensaciones y contrastes persistentes al paladar. A mi, personalmente, este tipo de queso me gusta mas cuanto mas tiempo pasa. Juan me dejó claro en la visita que el quiere que sus quesos sean degustados tal y como el los concibe, por supuesto, pero yo me he percatado que algunos de ellos cuanto mas tiempo pasan en el refrigerador, al igual que sucede con algunos vinos, en vez de perder propiedades las ganan, como intensidad de sabor o texturas diferentes. Esto no es ni bueno ni malo, simplemente va por gustos🙂

De todas formas, la recomendación oficial es que la temperatura para conservar estos quesos debe de estar entre los 8℃ y 12℃ y preferiblemente, utilizando los cajones de la fruta/verdura que es la parte menos fría de la nevera. También y para evitar que el queso se agriete, hay que envolverlo bien en papel film o de aluminio.

Queso Artesano La Loma 1

A la hora de comer el queso, debemos de atemperarlo si lo hemos conservado en nevera.  La temperatura idónea oscila entre los 18℃ y 20℃ en el caso de pasta blanda y de entre 22℃ y 24℃ para los de pasta dura o semidura. Si somos capaces de aguantar y un ratito y no ejercemos oficialmente de ratones ‘ansia viva’ (complicado), nos lo tomaremos en su punto y con sus características óptimas.

Vino, extraordinarios quesos y una inmejorable sobremesa donde aprendí mucho, muchísimo. Despidiéndome estaba de esta entrañable y hogareña familia cuando llegó ‘el jefe’, Juan Poveda padre, un tipo amigable y cariñoso que me cuenta como, por esas casualidades que a veces ocurren en la vida, se puede llegar a cambiar la de cada uno de nosotros, como ocurrió en su caso, que la afición por la fotografía le llevó a un remoto cortijo para fotografiar aves y donde a modo de curiosidad pintoresca, le ofrecieron ver como se elaboraba queso. Como el dice ‘jamás volví a hacer ninguna foto‘. En fin, fue un día maravilloso donde estuve rodeado de gente mas maravillosa aún, no me hizo falta nada Mas🙂

www.quesoartesanolaloma.es | Telf: 627 215 409 / 617 712 673

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 78 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: