7 Tendencias Gastrodigitales para el 2017| Elsumiller.com septiembre 2016

Publis Online Issuu

Internet y las, ya cotidianas tecnologías (que no nuevas, huyamos del manido término), están fomentando y seguirán haciéndolo una auténtica revolución en cuanto a la forma de comunicarnos y de ser sabedores con total inmediatez de lo que ocurre en directo, no solo alrededor nuestro, sino a nivel mundial. Si lo pensamos bien, ahora lo adoptamos como algo cotidiano, pero hace no demasiado era algo impensable. Lo cierto es que los anchos de banda que manejamos en la actualidad poco tienen que ver con los de hace tan solo unos años y, por ejemplo, una conexión 4G o de estándar LTE (Long Term Evolution) que ofrece máximos (teóricos) de 150Mbps de bajada y 75 de subida (Aunque la realidad es que oscila a velocidades medias de entre 20 y 40Mbps de descarga) lo permite. Estas velocidades posibilitan poner en práctica y acción distintos escenarios casi inimaginables y fruto de la misma, nos encontramos con tendencias gastrodigitales que ya están triunfando, que lo seguirán haciendo en 2017 y otras que van a romper el próximo año. Vamos a enumerar 7 de ellas si os parece:

Live vídeos de cocina

La fiesta de las fiestas. La revolución absoluta. No es casualidad. Las redes sociales son un reflejo de nuestra vida del día a día y sí, también funciona muy bien aquello del “culo veo, culo quiero”. Vamos, lo que toda la vida ha sido la envidia o, como en este caso, copiar lo que funciona: Facebook Live, Periscope, Instagram Live, Snaptchap, YouTube… allí donde te imagines verás a cocineros profesionales o amateurs guisando en directo recetas o dando consejos… ¡Espectacular!

Publicaciones / Revistas online

Numerosas y completísimas. Tendencia total y en pleno auge. Cada vez más profesionales y más especializadas. Antes podíamos buscar revistas online sobre repostería y a día de hoy, podemos encontrar 3 publicaciones distintas especializadas únicamente en croissants, por ejemplo.

Apps de servicio de comida a domicilio

Terminaran de consolidarse definitivamente. El ser humano, por naturaleza, es de tendencia cómoda y eso de pedir comida a domicilio nos gusta. De hecho, somos tan ‘vagos’ que ya no nos molestamos en hacer ni una llamada si desde ese aparatejo que tenemos todo el santo día en la mano llamado smartphone podemos ahorrárnosla apretando distintos botones de una app/interfaz. Si amigos, la raza se está echando a perder.

Música y alimentos

¿A qué suenan los alimentos? ¿Cuál es la música perfecta que acompaña a un determinado menú? Circulan vídeos por las redes de gente tocando una berenjena como flauta, otros construyendo un instrumento musical con fruta, existe una orquesta de hortalizas y por otra parte, existe una cultura “culinariomusical” importante que está motivando incluso la incorporación de Dj’s en menús gastronómicos donde la música pasa a ser un ingrediente más del mismo.

Muckbang

¿Te parece interesante ver a un coreano, en su casa, viendo en tiempo real como se prepara  y se come unos noodle? Puede que a ti no, pero a cientos de miles de coreanos, sí. El fenómeno se llama Muckbang, palabra que en coreano fusiona los términos ‘comida’ y ‘retransmisión’. Y sí, ya ha tras pasado fronteras.

Tiendas eco online

Los productos ecológicos, bio, saludables, KM.0, de origen certificado… llevan ya muchos años entre nosotros, pero es ahora cuando se han convertido más que la opción de una pequeña minoría. Es por esto que el plantearse abrir una tienda online que pueda proveernos de este tipo de productos será una magnífica idea para el 2017.

Fotografía de paisajes comestibles y obras de arte

Arte en el plato. Comida que recrea paisajes y que es retratada e inmortalizada online. Bosques en los que los árboles son ramas de brócoli o de apio, las nubes son coliflores; los pimientos verdes italianos se convierten en esbeltos cipreses; las rocas son hogazas de pan o kiwis.

Y aún queda muchas sorpresas gastrodigitales por revelar para este 2017🙂

Puedes leer esta publicación en su formato original pulsando AQUÍ (pag. 64).

ESSeptiembre16Oskar9X

Solucionar pantalla negra con puntero en arranque de Windows 10

Si estáis sufriendo este problema, entiendo perfectamente la frustración que os puede llegar a generar. Os pongo en antecedentes: Parece ser que las sucesivas actualizaciones de Windows (desde el 7 en adelante) llevan aparejadas en algunos casos, fallos en el arranque del sistema tras la actualización de sistema operativo. En mi caso, hace unos meses adquirí un buen equipo PC portátil para darle merecido descanso a mi ‘guerrero habitual’. Un portátil ACER con unas prestaciones de hardware muy altas pero con un detalle que de inicio no me gustó: Venía de casa con Windows 8.1. No es manía. Si eres usuario de Windows sabrás que siempre es mucho mejor tener en tu equipo una instalación nativa original que actualizar el sistema. Siempre.

La cuestión es que cuando recibí el equipo y nada mas arrancarlo, se me ofreció la opción de actualizar a Windows 10 y no lo dudé. En este caso la decisión fue motivada primero, por estar actualizado, y segundo, debido a las pésimas criticas que siempre ha cosechado Windows 8 y las positivas que estaba empezando a obtener Windows 10. En líneas generales la versión 10 apunta y tiene cosas bastante buenas, otras no tanto, pero siempre tienes las sensación general de que el sistema no está acabado al 100%, que le faltan muchos aspectos básicos por pulir, pero en fin, esto daría para un post interminable. 

Pantalla negra puntero ratón

El caso es que la actualización fue rápida y aséptica. Todo bien (al menos, eso creí yo). Por avanzar, los primeros días fueron estupendos hasta que un día me llevé el portátil para dar una formación en una universidad de Valencia y al intentar arrancarlo, me encontré con la imagen que tenéis encima de estas líneas: Tras el logo del fabricante, pantallazo negro donde se ve el puntero del ratón, se puede mover pero no se puede hacer nada mas. Nada. No da opción a ejecutar Control + Alt + Sup. En principio apagué el equipo pensando que esto ocurría porque se había quedado a mitad de alguna actualización o algo pero, el problema vino cuando tras dos, tres, cuatro, cinco, seis y más arranques, la situación persistía, alternando la pantalla negra a otra gris pero con las mismas opciones, es decir, ninguna. Hasta 16 veces tuve que apagar y encender para, finalmente, conseguir entrar en el S.O. como si nada hubiera pasado, con total normalidad. El caso es que me quede mosca con el tema pero no le dí mas importancia hasta que unos 15 días después de aquello, me volvió a ocurrir de manera idéntica. Claro, en un equipo nuevo, con muchas prestaciones y no precisamente barato no encaja mucho esto. No tenía sentido. Me puse en contacto con el servicio técnico de ACER vía chat y me aconsejaron que actualizara un driver del chipset de Intel. No funcionó. Volví a ponerme en contacto con ellos. Me hicieron descargar una nueva versión de la Bios. Tampoco funcionó. Harto, me puse a investigar por mi cuenta y encontré info general como fallo recurrente pero que no se adaptaba exactamente a mí. Es decir, parece que es un fallo muy común al actualizar de W7 a 8.1 y de 8.1 a 10 pero en los casos que encontré, deja ejecutar ciertos comandos y acceder al administrador de tareas, cosa que a mi no me lo permitía.

Muy cansado de esta circunstancia, decidí hablar de nuevo con el servicio técnico de ACER y mandarles el equipo, cosa que además me propusieron ellos. He de reconocer que la atención y rapidez es muy buena, pero las soluciones aportadas no tanto. Lo único bueno que saqué en claro es que el equipo físicamente estaba bien pues hicieron lecturas de baja densidad de los discos SSD y HDD y no dieron problemas. Me llamaron por teléfono para decirme que sabían que era un fallo común, que era cosa de Windows y que antes de tocar ellos nada, lo que me proponían era reinstalar el S.O. desde cero. Yo lo vi como una opción acertada hasta que se me ocurrió preguntar: “¿Hablamos de Windows 10, verdad? y la respuesta fue “No, del que tenía de origen, el 8.1″…. ¡Vaya solución! No solo regresaba al pasado sino que además, perdía todo el software instalado y configuraciones. Ni pensarlo. Así que ‘pacté’ una solución con el técnico: “Por favor, devolvedme el equipo tal cual pero instaladle las últimas versiones de drivers que tengáis”. Y eso hicieron. Y todo fue bien hasta que unos 8 días tras recibirlo volvió otra vez la pantallita negra. Harto. Muy harto. Seguí intentando dar con soluciones y un día, y de rebote porque buscaba otra cosa, encontré un hilo en el foro http://intercambiosos.org/ donde un usuario, comentaba que había oído que el problema era debido a una cosa concreta y que se podía solucionar también de una manera concreta y me decidí a probarlo, total, poco tenía que perder. 

Parece ser que el problema radica en la opción de arranque rápido de la que Windows 10 dispone. Lo primero que tenéis que hacer es dirigiros al icono de Panel de Control y hacer click en Opciones de Energía

Panel de Control W10

Dentro de Opciones de Energía encontraremos en la parte superior izquierda un menú con varias posibilidades donde hay una opción que se llama Elegir el comportamiento de los botones de inicio/apagado. Hacemos click.

Opciones de Energía 1

Una vez dentro de este apartado, veremos en la parte superior central una advertencia de las que llevan el icono shield de administrador de Windows que posibilita Cambiar la configuración actualmente no disponible. Debemos clickar en dicha opción porque es la que nos va a permitir modificar las opciones a pie de ventana.  

Opciones de Energía 2

En mi caso, lo veis desactivado porque lo hice en su momento, pero en el vuestro, seguramente esta opción esta marcada con un ‘check’ y lo que tenéis que hacer es desactivarla del modo que muestro en esta imagen final…

Opciones de Energía 3

Y ya está. ¿Que ha ocurrido tras hacer este cambio? Pues desde que lo hice no he vuelto a tener problemas la verdad, aunque entre nosotros, no acabo de creérmelo y no me fió al 100%. El caso es que han pasado dos semanas y todo va bien. Si os estáis preguntando cuanto le afecta al equipo el que arranque de forma mas ‘lenta’, ya os adelanto que casi casi nada. Mi equipo tarda 2 segundos mas en arrancar que antes, que lo hacía de forma casi instantánea (mas que por Windows 10, por el disco SDD que lleva y donde está instalado el S.O.), es decir, ningún drama y si con eso se evita el problema, pues bienvenida sea la solución. Espero que el post os resulte útil y pueda ayudaros. Feliz veranico😉

TAPAS Alicante

Lo reconozco. Si, de entrada. Lo siento pero si tengo que hablaros de TAPAS Alicante me cuesta ser objetivo. Esto es mas sencillo de entender si conocéis a Javi Molina y a Juan Ramón García, dos profesionales extraordinarios solo superados por su calidad humana. Celebramos una comida de trabajo recientemente y la idea del menú diario TAPAS es lo suficientemente atractiva como para no nos quepa duda de donde tenemos que acabar ese mediodía. Desde que no lo visito, la terraza, durante mucho tiempo gran baluarte de este sitio, se ha visto complementada con un local anexo al original y que le ha dado literalmente vida al TAPAS. Espacio, mesas y, sobre todo, una cocina (¡por fin!) donde poder desenvolverse con soltura mas allá del metro cuadrado del que el pobre Javi disponía anteriormente y donde, sin embargo, hacía verdaderas maravillas. Es decir, que os podéis imaginar ahora todo lo que aquello da de sí. 

Menú, aperitivo, vermut

Os relato el Menú Tapas x 15€ disponible de L a J y las sensaciones de cada propuesta:

  1. Detalle de la casa: Un poquito de jamón y unas patatas a la española (con alioli y perejil). Jamón cortado al momento y la patata buenísima y fresquita.
  2. Pan, Tomate y Alioli: Abundante. En todos sus componentes. Pan levemente tostado e ideal si eres un ‘ansiaviva’ para saciar el hambre mientras esperas el resto del menú.
  3. Ensaladilla Rusa: Sabor extraordinario. Buena porción. Con regañá. Con arte y con sus trocitos mas enteros que desmenuzados, como a mi me gusta🙂
  4. Samorejo: Cazuelita muy apañada donde disfruté muy mucho de una textura acertadísima, de sus virutas de jamón y huevo y de un sabor donde el ajo es el protagonista pero que no llega a saturar. Fresquito, se hizo de querer tan rápido que casi no sale en la foto. 
  5.  Croquetón de boletus y de Gamba Roja: Esto, no estaba en el menú pero era demasiado tentador como para dejarlo escapar. Javi ha demostrado con creces ser un especialista en croquetas pero, lo que probamos aquel día, se saldría de la gráfica en un universo paralelo con planetas en forma de croquetas, meteoritos de pan rallado y mares lunares de bechamel. Sublimes. La de Boletus está acertadísima. En sabor y cremosidad. Tiene una untuosidad magnifica y el rebozado es crocante y no aceitoso, cosa que se agradece. Está riquísima pero esta croqueta tenía un problemón: Fue servida junto a la de gamba roja y de esa forma, pasó inmediatamente al banquillo de los sabores y recuerdos gustativos porque estamos hablando de algo realmente soberbio y descomunal. Darle un bocado a la croqueta de gamba roja es teletransportarse ipso facto a una lonja de pescado. Literal. Tiene tal cantidad de aromas y sabor concentrado que la primera sensación es pensar que estas en la cubierta de un pesquero en Dènia (por ejemplo) viendo como sacan las gambas del fondo marino. Es un sabor PURO. Espectacular. Claro, cuando conoces un poco la letra pequeña de la misma te das cuenta de que no es fruto de la casualidad. El trabajazo que le supone a Javi poner en circulación semejante joya es de órdago y un dato: La masa lleva más de 2 kilos de gamba roja manufacturada… ¡ahí es nada!. No siempre están disponibles y no es de extrañar, es muchísima labor la que llevan detrás. Por otra parte, Juan Ramón tuvo la gentileza de jugar con nuestros sentidos y sin decirnos de que eran, nos dio a probar 2 masas de croquetas. Una costó algo mas de sacar, la tradicional coca de tonyina (que original),  y la otra salió inmediatamente y por la puerta grande ya que era de un suculento Rabo de toro🙂.
    Ensaladilla, Salmorejo, Pan y Croquetas
  6. Brocheta de Queso Frito: Esta si que no sale en la foto porque voló a la velocidad de la luz. El queso estaba frito como Dios manda (se nota la mano manchega de Javi) y además, el queso que utiliza es ideal para la fritura ya que mantiene sus consistencia y no se desmenuza. Ni rastro de aceite por cierto, cosa que se agradece.
  7. Pulpo a la plancha: Servido sobre una camita de suave puré de patata. ¿El pulpo? Extraordinario. De primerísima calidad. Gelatinoso, levemente braseado y su puntito de sal y pimentón, como debe ser.
  8. Miniburger de ternera: Sensacional y acompañada de patatas fritas caseras. Carne de ternera de alta calidad. Buen pan y buen aderezo. El tamaño es el bocado exacto que creo que se necesita llegado a esas alturas del menú donde el hambre ha dado paso a la mas pura gula. Muy recomendable.
  9. Postre casero con Flan de carajillo o Brownie con Helado de vainilla: Tuve la fortuna de poder probar ambos. Lo primero y mas destacable es, precisamente, que son CASEROS. Algo que por desgracia y por comodidad de muchos gastrobares, no suele ser lo habitual. Se nota mucho además esta cualidad. Respecto al flan, destacaría la cremosidad del mismo, su acertado sabor y el caramelo rollo bayleis que ejerce de salsa, y tened en cuenta que esto lo dice una persona a la que el café no le gusta. Por otra parte, el brownie fue gloria bendita. Sabor, sabor y sabor a chocolate, muy parecido al que te deja una galleta Oreo y la calidad del helado de vainilla, excelente. Sinceramente, un fin de fiesta fantástico.

Pulpo, Queso, Burguer, PostresLa verdad, me parece bastante increíble encontrar un menú del día tan completo y con esta relación calidad-precio en pleno centro de Alicante. Garantizo que no te quedas con hambre (y lo dice precisamente un tipo que se caracteriza por ser portador del don de la eterna digestión) y que, con una bebida incluida en el mismo, es una apuesta segura. En cuanto se me presente otra oportunidad, volveré a probarlo, sin duda, pues esta gastronomía de calidad y honesta siempre conquista el estómago, pero también el corazón ;)

TAPAS Alicante

C/ Felipe Bergé, 3 – Alicante | T. 965 14 50 95

Facebook | Instagram | Google+

A %d blogueros les gusta esto: