Archivo del sitio

#FaeloPodaFest en Bodegas Faelo de Elx

El pasado día 6 de febrero y con el cartel colgado de ‘completo’ vivimos en el Campo d’Elx una de esas experiencias que se salen un poco de lo cotidiano y que, al final, acaban resultando fantásticas. Coincidiendo con los trabajos de poda en las viñas y para celebrar que con esa primera labor comienza una cosecha nueva, las Bodegas Faelo de la mano de su responsable, Jaime Soto, organizaron una cita enoturística totalmente distinta con almuerzo-comida food truck  incluida vía la gastronomía móvil del magnífico restaurante ilicitano El Misteri d’Anna.

Momentos Bodega Faelo

Con puntualidad, amplia asistencia y al popular precio de 25€ a las 12:00h la actividad dio el pistoletazo de salida donde se visitaron de forma guiada las instalaciones, los viñedos y donde se pudo aprender muchísimo sobre el negocio familiar y los buenos valores que le han ido dando forma. Bodegas Faelo es una empresa familiar con una tradición viticultora de más de 100 años. Esta es la cuarta generación de viticultores artesanales de Matola, pedanía de Elche al sur de la D.O.P. Alicante-España (zona de gran tradición elaboradora de vinos). Son los Vinos del Camp d’Elx. Como viticultores, se rigen por el respeto al entorno, sus tradiciones y una viticultura biodinámica y seleccionada. Cuidan de sus viñedos (tierra y cepas) de forma natural y obtienen un producto en armonía con la naturaleza como pudimos comprobar. La Bodega se encuentra en una casa típica del Campo de Elche, o “faeneta” dónde se sigue pisando la uva en el “afollaor”, como empezó haciéndolo el abuelo Rafael “Faelo” en 1930. La verdad, se respira tradición por cada uno de sus rincones.

Detalles Faelo

En cuanto a los vinos y uvas, actualmente sus viñedos están plantados  con variedades autóctonas como la Monastrell, Moscatel de Alejandría y también foráneas; Cabernet sauvignon, Petit verdot, Syrah, Chardonnay. Cada añada de sus vinos tiene una cantidad de botellas numeradas y limitadas y en desde el año 2012 sus viñedos ingresaron en la denominación de origen protegida vinos de alicante (D.O. Alicante) para así poder estar amparados bajo esta certificación de calidad.

Detalles y Vinos Faelo

Tuvimos la fortuna de probar 4 de sus principales propuestas: El sorprendente blanco chardonnay L’Alba del Mar de brillante color amarillo pálido y aromas primarios de fruta sobre un fondo bien definido de notas especiadas a vainilla. Si se puede tomar a una temperatura entre 6º y 8º C se convierte en toda una experiencia. También el rosado de la casa, L’Alba de Faelo, 100% syrah de color rosa pálido con reflejos rubí, brillante, cristalino y lleno de fruta roja como fresa, frambuesa y grosella. Muy refrescante. El tinto de Monastrell y Cabernet se llama La Dama, con un color rojo picota oscuro donde destacan notas de fruta madura como ciruela, cereza, con fondo de especies dulces, vainilla y canela. Realmente sabroso. Para finalizar, nos endulzamos con Palma Blanca, hecho con moscatel de Alejandría, tiene un color amarillo casi transparente y su dulzor es perfecto para los aromas de miel y cítricos que le acompañan. Un vino que nos invita a disfrutar bebiendo y a compartirlo.

LaRoja en Faelo

Una vez sentados en una mesa llena de detalles como llaveros con los corchos y ramas personalizadas de sarmiento, que pueden hacer una idea del nivel de atención y preocupación que muestran en la bodega por sus visitantes, entramos puramente en el capítulo gastronómico que consistió en un almuerzo #foodtruck preparado por el equipo de El Misteri d’Anna a través su propuesta gastronómica sobre ruedas #LaRojaGourmet by G&A, una preciosa caravana roja donde se gestó un delicioso menú especial gourmet para la ocasión y que consitió en unas Patatas baby cocinadas a baja temperatura con salsa brava y chorizo criollo realmente sensacionales. La salsa acertadísima y con un punto mínimo de picante, que era perceptible pero que no molestaba. Excelente forma de comenzar a abrir apetito. A continuación llegó una Tortita de trigo rellena de pollo al curry y leche de coco presentado en forma de ‘wrap’. Una combinación acertada y sobre todo, con un curry muy suave que con la leche de coco y el pollo desmenuzado se hizo muy agradable de comer. El plato fuerte llegó con una excelente Hamburguesa angus con pan bun (al vapor), cebolla caramelizada, cebolla morada y rúcula. De un tamaño y grosor considerable, sin duda fue lo mejor de la comida. Carne jugosa, con un punto perfecto, quizás para mi gusto algo falta de sabor, o bien por la sal (algo corregible) o bien por el aliño elegido para acompañarla, una salsa de sésamo que no era suficiente para darle ese empujón extra que quizá esta carne necesitaba. En cualquier caso se queda en pura anécdota ya que el conjunto en boca junto con las cebollas y la rúcula estaba francamente bueno, a lo que se suma la esponjosidad del pan. Buenísima. Como postre fuimos obsequiados con cremoso de queso con frutos rojos y crumble de almendra. Una deliciosa mousse de queso cremoso acompañado con coulis de frutos rojos que cumplió con su rol perfectamente y que acompañó al dulce Palma Blanca de manera magnífica.

En fin, con un ambiente muy agradable, muchas risas de esas que provoca el vino cuando ejerce de nexo entre personas que no se conocen y un solecico que vino adelantado muchos meses antes de lo que le tocaría, pusimos punto final a una excelente jornada familiar, cercana y entrañable. Enhorabuena a Jaime y todo el equipo Faelo y hasta la edición del año que viene 😉

Bodegas Faelo

Camino de los Coves, Ptda. Matola, Pol. 3, nº 18, 03296 Elche (Alicante)

FacebookTwitterInstagramGoogle Maps

 

Tarta 3 chocolates en formato individual

Tarta individual de 3 chocolates

Las ganas que tenía yo de hacer esta tarta. La he visto un montón de veces y había oído que muchísima gente la confeccionaba en casa y al final, terminé animándome. Para elaborarla, he seguido una receta estándar que he encontrado en internet y como siempre me gusta innovar, lo que he hecho en este caso en apostar por una presentación mas práctica y cómoda, ya que va en formato individual en vaso corto, también llamado vaso de ‘zurito’. Una tarta sencilla, resultona y sobre todo, muy fácil de preparar.

Ingredientes (para 12 vasos):

  • 150 gr. de cobertura de chocolate negro.
  • 150 gr. de cobertura de chocolate con leche.
  • 150 gr. de cobertura de chocolate blanco.
  • 600 ml. de nata para montar.
  • 600 ml. de leche entera.
  • 3 sobres de cuajada Royal
  • 150 gr. de azúcar
  • 1 paquete de galletas de café/té Lotus (de venta en Mercadona por 1€ y poquito)
  • 70 gr. de mantequilla con sal en pomada (una buena mantequilla si es posible)

Elaboración:

Aquí también cambié un poco las reglas utilizando para la base, un paquete de galletas Lotus que están caramelizadas. Estas galletas están deliciosas, así que imaginé que con mantequilla aún lo estarían mas y redondearían el conjunto. Se trata de triturar las galletas y mientras derretir la mantequilla en el microondas a baja potencia y en varias fases para no quemarla. Mezclamos polvo de galleta y mantequilla hasta conseguir una masa integrada y cuando la tengamos, la repartimos uniformemente por el fondo de los 12 vasitos, aplastando levemente con una cucharilla para que toda la masa se reparta por igual. Se pueden meter en la nevera si se desea y mas ahora en verano. Ahora tocaría esperar mientras elaboramos las 3 capas de choco. 

Ahhhhh, detalle: Si dejáis un poquito de polvo de galleta (sin mantequilla) aparte, luego os servirá para finalizar cada vasito a modo de cúpula. Es interesante que lo tengáis en cuenta.

IMG_8534

Para hacer las 3 capas de chocolate, todas llevan el mismo procedimiento: En un cazo ponemos el chocolate que toque troceado, 200 ml. de nata, ( que es justo el tamaño de un paquete pequeño) 200 ml. de leche (truco: una vez vaciado de nata, solo tenéis que rellenar el mismo envase con la botella de leche y os saldrá la cantidad perfecta), 50 gr. de azúcar y empezamos a cocer con fuego medio. Cuando notéis que la mezcla está integrada, varillas en mano, incorporáis poquito a poco el sobre de cuajada y sin prisa pero sin pausa no paráis de removerlo. Un minuto y estará listo para retirarlo del fuego. 

Aquí es bueno que sepáis 5 cosas:

1) Al incorporarle la cuajada, la mezcla empezará a engordar a una velocidad de vértigo, así que no os durmáis a la hora repartirla por los distintos vasitos. El tiempo entre chocolate y chocolate no es largo y con que esperéis 15 minutos, la capa anterior ya tendrá suficiente consistencia.

2) Antes de verter el chocolate siguiente, coged un tenedor de puntas muy finas y rascar un poco la superficie del chocolate. Esto ayudará a que la mezcla se quede sujeta entre capa y capa y no afectará estéticamente al postre.

3) En el primer chocolate no pasa nada porque va directamente a la galleta, pero en el segundo, es bueno que cuando lo vertáis encima del chocolate anterior, lo hagáis sobre una cucharilla invertida para que el chorro no perfore el chocolate.

4) Esta, como casi todas las tartas, está mejor cuanto mas tiempo se deja reposar en nevera. Así que si la hacéis un viernes por la tarde, el momento ideal para comérsela (si es que aguantáis) es el sábado a mediodía 😉 

5) Para espolvorear la cúpula de galleta, esperad hasta antes de servir, con ello lograréis que mantenga algo de sequedad que ayuda al contraste y que no se humedezca.

Nada mas, ¡Buen provecho goloson@s :-P!

A %d blogueros les gusta esto: