NYAM CASUAL SEAFOOD en Benidorm

Aún estamos relamiéndonos. Que necesario era contar con algo así en Benidorm y en Alicante. Y en el Levante. Y en donde imaginéis. Claro, yo jugaba con algo de ventaja ya que sé que detrás de este proyecto está la mano del grandísimo David Ariza, y conociendo el nivel gastronómico y talento privilegiado que alberga esa cabecita, es imposible equivocarse. Os pongo en antecedentes: Un grupo de amigos quedamos el pasado sábado para hacer mañaneo y tardeo con la excusa del partido de la final de fútbol. Al comentar dónde podríamos comer, yo recordé una promoción 2×1 muy interesante (que os adjunto al final del artículo) que había visto en internet y que al mismo tiempo, refrescó las ganas de probar este sitio del que algunos conocidos ya me habían hablado y del que mi hermano, que también me acompañaba y es cocinero profesional, solo tenía adjetivos positivos. Lo propuse y la opción, despertó curiosidad y fue respaldada. Un nuevo reto gastro se nos ponía por delante 😉

El Nyam Casual Seafood se auto-define como un concepto innovador y que defiende el origen de lo que comes, que por cierto es algo diferente y, quizás, a lo que no estás acostumbrado: Pescado. Si, no lo leas poniendo cara rara que a mi me pasaba igual 🙂 Tiene todo el sentido del mundo y además, toda la legitimidad y coherencia. Es un proyecto diferente, pero sobre todo, muy valiente que nace de pescadores que se han organizado en una asociación llamada OPP60 (Organización de Productores Pesqueros) de las cofradías de Dénia, Xàbia y Calp y que en la actualidad cuentan con una flota propia de 60 embarcaciones de arrastre, traíña y artes menores, que faenan en el Mediterráneo.

Si el proyecto es bueno, la idea es aún mejor: ¿Porqué no plantear un concepto ‘fast-food’ ‘easy-food’ ‘casual-food’ o ‘comotedelagana-food’ con pescado? Si se hace con carne… ¿porqué no podría funcionar con productos del mar de la mejor calidad y recién bajados de la barca? Se que suena extraño pero en boca no solo no es raro, sino que es exquisito. Para ayudar al lanzamiento de este concepto se han fusionado 3 aspectos básicos: Por un lado, un logo, imagen, local, etc… sensacional. Divertida, fresca, marinera… muy chula y además, pensando en el concepto ‘take away’ o ‘para llevar’ con un packaging acorde. Por otro, la materia prima no podría tener un origen mas certificado y fresco: Pescado de cofrafía. Y por último, una cocinero irreverente y creativo como David que le da el punto original y canalla a la oferta gastronómica. Comida con un aspecto impecable, platos atractivos, formatos amigables y el pescado sin espinas para los ‘delicaos’ y ‘tikismikis’ como el que escribe. Mollitas jugosas, tiernas, sabrosas… deliciosas.

Carta | Menús

Una carta como la que podrías encontrar en cualquier ‘burguer’ al uso, pero con una calidad que se sale de la gráfica. Con una base de pescado blanco, azul y sepia, disponemos de ensaladas, wraps (rollos rellenos), conos, hamburguesas, platos, acompañamientos, salsas, menús y postres. Una oferta gastro que permite además multitud de combinaciones. 

Como he comentado, nosotros nos decantamos por menús ya que era la mejor opción para probar mas variedad con la ventaja añadida de hacerlo en modo 2×1. La verdad, todas las elecciones fueron sensacionales. Son platos de un tamaño considerable, donde, además de la elección principal, puedes elegir distintos acompañamientos como chips vegetales o marinos. Los vegetales son cortes muy finos de verduras fritas al estilo de una patata de bolsa, mientras que los marinos son pieles de pescado fritas a modo de cortezas. Si nunca los habéis probado es algo que probablemente creáis que no os va a gustar, pero os adelanto que con los ojos vendados, en la boca os costaría diferenciarlos. Están riquísimos. También se puede elegir entre patatas, que no son fritas, son patatas baby (que no encontrarás en ningún fast-food al uso) y lunas de boniato, que son tiras de este tubérculo al horno. De igual forma podemos acompañar con salsa tártara, de algas, mediterránea, oriental o picante. 

Sinceramente, nos encantó. Nos fascinó lo que allí se estaba ‘cociendo’. Si hablo en primera persona, yo pedí el menú con hamburguesa Carmen Doble Omega con sepia rebozada, crema de aguacate, algas, salsa mediterránea, tomate seco, mozzarella y cebolla crujiente. Absolutamente memorable. La sepia se deshacía de tierna que estaba. El rebozado perfecto sin rastro de aceite y la mezcla en la boca junto a la cremosidad del aguacate y el queso mozzarella era grandiosa. No me quiero olvidar de un detalle al que parece que no se le dé importancia, pero la tiene y mucho: El pan. El de estas hamburguesas es multicereal suave, tierno pero consistente. Es un gran pan que acompaña perfectamente y, además, con cuerpo, evitando que llegue un momento en que se deshaga y los ingredientes se desparramen por el plato. Lo digo con conocimiento de causa porque esta hamburguesa me la disfruté pacientemente bocado a bocado (algo raro en mí) mientras salseaba las chips y el boniato probando varias salsas y allí que aguantó perfectamente. Hablando de salsas, todas sensacionales: La tártara en su punto de acidez, la mediterránea espectacular con el tomate seco, la oriental con recuerdos a soja, la picante (que no pica) los tiene a mostaza wasabi (me gustó especialmente). Se nos quedó ‘en el tintero’ la de algas, pero volveré y la probaré. Por cierto, detallazo de la casa: Cómo éramos 5  en modo ‘2×1’ se ofrecieron  a servirnos un 6º menú completamente gratis para que nos lo lleváramos o simplemente para compartirlo allí. Elegimos el plato con ceviche, riquísimo también aunque yo le hubiera añadido algo mas de picante y sal. Este detalle es de agradecer y muy honesto por parte del establecimiento.

En fin, muy bien comidos y con un hueco ‘in extremis’ para el dulce, terminamos por todo lo alto añadiéndole al menú un postre ‘por todo lo bajo’ porque por tan solo 1€ adicional, pudimos tomarnos un ‘iceberg’ que sería algo equivalente a lo que en otros locales se conoce por ‘Sundae’ o ‘Sandy’. Helado con un topping a elegir y frutos secos. El final perfecto llegó con un limonchello y un ticket de cuenta épico: 45€. 

Nos conquistó, y no era sencillo. Lo hizo porque es un formato que merece la pena y que tenemos que ayudar a que salga adelante. Que pescadores hayan decidido dar un paso al frente y liderar un proyecto hostelero de este calado en un pueblo tradicionalmente pesquero como Benidorm es algo que no debemos dejar que se diluya. Es original, divertido, económico y gastronómicamente impecable. Dadle una oportunidad y os aseguro que lo recomendaréis y volveréis con amigos. Ellos se lo han creído y yo creo en ellos. Os gustará. 

Nyam Casual Seafood

C/ Esperanto, 4 – Benidorm | T. 865 515 754

De 10:00h a 00:00h (sin cierre).

Web | Facebook | Instagram | GoogleMaps

Anuncios

Publicado el 7 junio, 2017 en COMER, BEBER Y AMAR, VISITE NUESTRO BAR. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: