Archivo del sitio

Vermut VERMELL

VermellartisticaOskar9x

Hace ya algunos días mi amigo Felipe Fuster (de Pipo’s Gins) me invitó a la presentación privada de un vermut artesanal que se ha hecho en nuestra zona (La Vila Joisa) donde él representa la autoría y paternidad del mismo: Vermell. Pipo es un grande en lo suyo, la coctelería, y todo lo que hace lo suele bordar. Además, se preocupa de estar siempre a la última en tendencias y el vermut / vermouth / vermout / vermú es una de ellas en la actualidad. Vivimos una nueva fiebre del aperitivo en nuestro país y esta bebida se convierte en el aliado perfecto para acompañarlo y puede servir de nexo perfecto para que dos personas que ni siquiera se conocen, entablen una maravillosa conversación al calor del mismo. Me alegro de que así sea.  Pipo me transmitió que, de alguna forma, quería reivindicar con esta preparación la sencillez. Por eso se explica que solo cuente con 15 elementos botánicos en su composición. Un número de contención si lo comparamos con otros vermuts mas tradicionales que pueden sobrepasar tranquilamente las 100 especias. Sinceramente, no necesita mas. Es muy acertado. Un nuevo origen para esta bebida surgido de los recuerdos, de lo auténtico, de la tradición, de viajes que nos transportan a otros momentos, las agradable tardes soleadas donde no anochece…. La verdad, la intención era muy buena y solo me restaba comprobarlo.

VermellVariasOskar9x

El resultado fue delicioso y evocador: Mucha fragancia, rico y aromático. Potente, uva con mucha personalidad y un corazón teñido de rojo garnacha. Hierbas, flores, especias en cantidad mínima y humilde, esencias que llevan implícitas la finura y elegancia. Visto a la luz, tiene un color caoba precioso con reflejos de un ámbar intenso, donde se añade una perceptible melosidad gracias a la uva monastrell. Todo ello consiguió que tomarlo resultara algo dulce y envolvente. Fue un sorbo amable, delicado y probablemente, inolvidable. La producción de Vermell es artesana y muy pequeña, con una única tirada 2.401 botellas numeradas. Una verdadera joya.

VermellmezclaOskar9x

Por lo demás, la forma recomendable de que lo tomes es: Mucho hielo, una rodaja de naranja y para finalizar un twist de su propia piel (esto es coger un trocito de piel y retorcerlo encima para que a modo de difusor se quede encima de la copa todo el aroma de la fruta y añadirlo al vaso. También se puede frotar mínimamente el trocito por el borde del vaso). Solo te restaría darle un sorbo, cerrar los ojos y dejarte llevar donde él decida hacerlo. Es delicado, muy suave, muy femenino, y lo es porque es tremendamente aterciopelado y sencillo de tomar, lo cual siempre lleva a volver a repetir, no obstante, si en algún momento necesitas que se vista con uniforme militar de gala y adquiera mas personalidad, con simplemente añadirle dos gotitas (literalmente 2) de ginebra conseguirás cambiarle el carácter.

En cuanto al maridaje, casa perfectamente con, como he citado antes, elementos vinculados tradicionalmente al aperitivo como patatas chips, aceitunas, bravas, ensaladilla, boquerón en vinagre (agritos), marineras… y otros insospechados como quesos, cremas, frutos secos garrapiñados o incluso sushi de salmón. Las combinaciones son infinitas y dan muchísimas ganas de ponerse a experimentar a la menor oportunidad.

En resumen: Un acierto. Enhorabuena Pipo y Blended & Matured 😉

Agradecimiento fotos: M.Sama González + Pipo Fuster.

Restaurante Casa Rural El Sequé de Pinós

Reconozco que mi flechazo por esta población del oeste de Alicante, enclavada en el Vinalopó medio y casi limítrofe con la Región de Murcia es ya largo. Todo este idilio empezó hace ya algunos años con una visita sorpresa que me preparó mi suegro a una bodega local ‘secreta’ a la que él todos los años ‘peregrina’ y que me dejó boquiabierto por muchas razones: Compramos productos a granel con una calidad EXTRAORDINARIA y un precio correctísimo (añejo con un punto de aguja, el vino de postre matusalén que a él tanto le gusta, fondillón y vermouth rojo). Por otra parte, la tierra, el paisaje, era precioso y de alguna forma un murmullo ‘insonoro’ me estaba diciendo al oído ‘tienes que volver y volverás’. Efectivamente, el susurro intangible tenía razón. Poco tiempo después y ya en mi etapa como Concejal de Promoción y Eventos del Excmo. Ajuntament de Callosa d’en Sarrià, pude organizar un par de viajes temáticos del vino por la zona y de esta forma conocer mucho más en profundidad El Pinós, intercambiar presentes (nuestro níspero y derivados) con la corporación local y adentrarme en su gastronomía con sitios tan fantásticos y acogedores como el Rest. Alfonso del amigo Javi, que si no conocéis, es una visita OBLIGADA para todo buen gastrónomo que se precie.

El Pinós

En esta ocasión, la convocatoria a la XIII Edición de la Mostra de Cuina nos sirvió de excusa para desplazarnos el sábado 23 de febrero a esta maravillosa localidad, pero sinceramente, la motivación o excusa estaba demás. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: